Conversaciones Dementes

Álex del Bierzo ahora es conocido como 100×100 Bolado, y aunque bien pudiera estar relacionado con alguna de sus voladuras, en este caso hace referencia a su apellido que ha querido emplear para dar nombre a su última chaladura: una tónica artesanal elaborada en el corazón del Bierzo. Es artesanal porque para su elaboración se emplea ingredientes naturales y métodos artesanales basados en la infusión.

Infusión tónica acompañada de ginebra seca

Y quien mejor para destripar la Demencia, que este Quijote contemporáneo que con su proyecto se enfrenta a gigantes del refresco como el personaje cervantino ya lo hizo en el Campo de Criptana enarbolando a voz en grito su consabido himno: «Non fuyades, cobardes y viles criaturas, que un solo caballero es el que os acomete».

Así nos permitimos a transcribir un extracto de la conversación que el otro día mantuvieron en La Cantina de Teixeira, al abrigo de la hospitalidad y generosidad de Mariflor y Luisma.

Álex del Bierzo (A.B.) – ¿Qué características y diferencias encontramos en la añada 2013 de Demencia y Demencia Villegas?

Nacho León (N.L.) – Tanto en un vino como en el otro, desde el punto de vista enológico, nuestra intervención es mínima sometiendo al vino a muy pocos movimientos, con presencia de lías durante el inicio de su crianza, y manteniendo durante su evolución niveles de sulfuroso muy bajos, al principio inexistentes. En ambos casos el proceso de elaboración y crianza es parejo, así que las diferencias vienen tan solo marcadas por el origen de la uva. Villegas es un paraje situado en Valtuille de Abajo, muy valorado entre los conocedores de la zona, con un perfil de suelo algo arenoso muy poco común en el Bierzo. Nos aporta vinos mucho más serios, de enorme profundidad, quizás más escuetos en su expresividad pero sin duda de gran complejidad, casi místicos.

A.B. – Y entonces, ¿diferencia de estos vinos respecto a los de otras añadas?

N.L. – Los vinos Demencia de la añada 2013 se distinguen de sus hermanos de añadas anteriores por el carácter que algunos han dado en llamar atlántico. 2013: Año fresco pero sano, con primavera muy inestable, esos años que en la última década no se estaban produciendo en el Bierzo.

El invierno tuvo un régimen de lluvias muy elevado, la primavera comenzó titubeante, y la planta ya retrasó su evolución en los primeros ciclos. El verano fue fresco en temperaturas pero también seco en cuanto a pluviometría. Como consecuencia el ciclo se hizo más tardío y la maduración tardó bastante en completarse, por el contrario los vinos que nos ofrece son mucho más delicados y equilibrados.

El trabajo en viñedo fue determinante y fundamental en nuestro caso ya que adelantamos la vendimia que estaba ya culminada cuando comenzaron unas fuertes lluvias que condicionaron la calidad de la cosecha en la zona.

Presentación especial en madera: Demencia, Demencia Villegas Y Demencia GT

A.B. – Os venís a los Ancares a compartir vuestras nuevas añadas y ahora nos vienes con la presentación de un nuevo retoño: el NIM by Demencia 2017, ¿Y esto ahora, qué es? Microelaboración, Vino de pago, ¿cómo lo podemos definir?

N.L. – Uno de los objetivos iniciales de nuestro proyecto ha sido el aprovechamiento y puesta en valor de viñedos centenarios que en nuestros comienzos estaban siendo abandonados. Una viticultura familiar poco profesionalizada, la pérdida de valor de la uva, el modelo de propiedad minifundista, la avanzada edad de los viticultores y la insensibilidad de algunas bodegas estaban abocando a muchas de nuestros mejores viñedos a quedar abandonados con la consecuente pérdida de patrimonio y riqueza para la Comarca.

Históricamente nuestro proyecto ha estado íntimamente ligado al municipio de Villafranca del Bierzo ya que todas nuestras viñas se encuentran allí, pero desde el año 2016 comenzamos a colaborar con Paloma en la recuperación de viñedos en Priaranza. Es una zona que nos ha resultado enormemente atractiva fundamentalmente por su diferente composición en el suelo, por la orientación de sus viñas y por la diferente maduración. Evidentemente la planta está todavía algo desequilibrada, pero con la añada 2017 ya hemos conseguido embotellar 635 de este vino tan especial.

A.B. – Ya que he tocado el tema de vinos de pago, ¿qué posición tienes respecto a la zonificación del viñedo berciano?

N.L. – Nosotros llevamos apostando por este modelo desde el año 2010. Obtenemos nuestro vino Demencia elaborando y criando el vino por parajes. Las uvas procedentes de Villegas siempre entran a formar parte de nuestro vino Demencia, y lo llevamos separadamente hasta el ensamblaje, los años en que interpretamos que hay un potencial interesante embotellamos por separado una pequeña proporción Como Demencia Villegas, un vino de un paraje que creemos está sin duda entre los de más notoriedad en toda la comarca. Nuestro primer y único embotellado hasta la fecha fue 2010.

Al igual que en Demencia, Villegas 2013 se distingue del anterior 2010 tanto por el carácter de la añada, mucho más fresco que el 2010, y en que hemos ido evolucionando hacia vinos menos nerviosos, con crianzas más largas y maderas más viejas.

Creemos que este paraje merece ser incluido en los clasificamos como Gran Vino de Viña Clasificada. Si queremos hacer las cosas bien habrá que colaborar estrechamente con los técnicos del Consejo Regulador y del Instituto Tecnológico Agrario para conseguir esta clasificación importantísima. Es un trabajo de años, incluso de lustros, pero será la única manera de hacer viable el modelo berciano.

Es un orgullo visitar otras denominaciones de origen y comprobar que el Bierzo se ha erigido en líder en materia de clasificación de viñedos con la nueva normativa de etiquetado del Consejo. Somos la envidia de muchos viticultores de otras zonas del país.

A.B. – Estás un poco pesadito hoy, ¿eh?

N.L. – En mi línea.

A.B. – Pues te voy a dar un poquito más de cancha, ¿Sería buena una concentración parcelaria en El Bierzo?

N.L. – ¡No!, y en especial en viñedos de especial valor enológico. Recientemente hemos estado visitando viñedo en la zona de Borgoña y hemos comprobado que existe un minifundismo tan grande o incluso mayor que en Bierzo, y en algunos parajes la valoración de sus vinos tienen nivel de liderazgo mundial; concretamente visitamos una pequeña viña que en la última transacción había alcanzado un valor de 7 millones de euros la hectárea. El modelo competitivo en el Bierzo pasa por la diferenciación de zonas y la puesta en valor del patrimonio que hemos heredado. La concentración parcelaria en estos momentos se convertiría en una suerte de holocausto vitícola de consecuencias irreparables.

A.B. – Joder, tío, ¡cómo te pones! Más madera… ¿Cómo ves la relación calidad-precio de los vinos bercianos?

N.L. – Nosotros siempre hemos sido considerados un vino caro, pero cuando viajas y compruebas los precios de los vinos de otras regiones productoras especialmente europeas, podemos afirmar que Demencia es un vino barato y de relación calidad precio extraordinaria.

He detectado una merma de la calidad de los vinos baratos en los últimos años. Hace dos o tres años, los vinos jóvenes del Bierzo tenían una relación calidad precio excepcional. Un vino de 4 o 5 euros de precio en tienda tenía una calidad muy superior por ejemplo a un Ribera del Duero de 12€. Como digo con las últimas añadas detecto una ligera merma en la calidad. Quizás hayan tenido que ver los condicionantes climatológicos de las últimas tres añadas que han sido terriblemente complicados.

Tenemos la obligación de incrementar el precio medio de los vinos del Bierzo y no tratar de ser competitivos por el precio sino por la particularidad. Defendiendo un producto a su justo precio, el valor de las uvas será mayor y la viticultura una actividad próspera y sostenible.

A.B. – Vamos que me tengo que rascar el bolsillo. Y, ¿En que otros proyectos estáis trabajando en Demencia?

N.L. – Tenemos algunas novedades al respecto, hoy mismo presentamos nuestro primer vino hecho con 100% Garnacha Tintorera (GT). Evidentemente nuestro proyecto como su nombre indica ha estado muy condicionado por la variedad reina de nuestra comarca: mencía. Pero ya llevamos tiempo jugueteando con las otras variedades que encontramos en nuestro viñedo viejo. La Garnacha tintorera es una variedad que lleva años con nosotros, que está totalmente acondicionada a nuestro suelo y nuestro clima, y que tiene una personalidad muy atractiva y sugerente.

A.B. – Pues habrá que probarlo… Bueno, brindemos… ¡Salud!

Colección de nuevos vinos presentados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.